Cómo planificar tu menú semanal

10 consejos para hacer tu menu saludable

Es de todos conocido que la planificación de un menú semanal es la clave para conseguir llevar una alimentación sana, saludable y sabrosa sin que se convierta en una pesadilla. Y es que hay una escena muy repetida a diario en todas las casas con el temido, “¿qué comemos hoy?”. 

Las ventajas de hacer un menú semanal son muchas: ahorro de tiempo, de dinero y facilidad de incluir alimentos variados y nutritivos. Ten en cuenta que cocinar o comprar con hambre supone gastar más dinero y terminar comiendo peor.

10 consejos para planificar tu menú semanal

  1. Incluye verduras todos los días.
  2. Utiliza el comodín de las comidas de emergencia. Son esas comidas aptas para congelar y que te sacan de aprietos en esos días que no tienes tiempo para cocinar: calientas y listo.
  3. Elige el día para cocinar. Te sugerimos esta organización: el viernes realizas el menú y haces la lista de la compra; el sábado lo dedicas a comprar; y los domingos a cocinar.
  4. Usa ingredientes de temporada.
  5. Introduce alimentos y recetas nuevas un día a la semana. De esta forma tus menús tendrán una base innovadora y también tus conocimientos y dotes culinarios. Poco a poco conocerás nuevas recetas y tu motivación irá aumentando.
  6. Se flexible y ten en cuenta imprevistos y el tiempo del que dispones. Por ejemplo, si tienes previsto una semana complicada y con mucho estrés, no te cargues con recetas difíciles y vete a lo sencillo.
  7. ¿Cosas a tener en cuenta para realizar tu menú semanal? el tiempo, ya que no es lo mismo si va hacer calor o frío para que nos apetezcan unas platos u otros; deja algún día del fin de semana libre por si soléis comer fuera; ten en cuenta el menú del comedor del colegio; ¿te llevas tupper al trabajo?, apúntalo en tu menú semanal.
  8. El método Harvard consiste en comer saludablemente llenando tu plato con esta proporción: la mitad de vegetales y verduras, un cuarto de hidratos de carbono y el otro cuarto restante de proteínas.
  9. Apuesta por el agua como bebida principal.
  10. Ten siempre presente las raciones semanales recomendadas en la pirámide nutricional: 4-6 raciones al día de patatas, arroz, pan y pasta (damos prioridad a las formas integrales); 2 raciones mínimas diarias de verduras y hortalizas; 3 raciones mínimas diarias de fruta; 3-6 raciones al día de aceite de oliva; 2-4 raciones al día de leche y sus derivados; 3-4 raciones a la semana de pescado; 3-4 raciones a la semana de carnes magras, aves y huevos (alternar su consumo); 2-4 raciones a la semana de legumbres; 3-7 raciones a la semana de frutos secos; ocasional y moderado el consumo de embutidos, carnes grasas, dulces, snacks, refrescos, mantequilla, margarina y bollería. (fuente Ministerio de Sanidad)

¿Te animas a comenzar con tu menú semanal? si estás acabando con esas sobras en la nevera y pronto tienes que hacer la compra…. es tu mejor momento. Y si necesitas ayuda, los profesionales de nuestra clínica de nutrición en Madrid te las resolveremos sin problemas.

Compartir en redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Entradas Relacionadas

All articles loaded
No more articles to load